Ventajas e inconvenientes de los armarios empotrados
A la hora de decorar una habitación siempre intentamos conjugar la estética con la versatilidad del mobiliario utilizado de manera que se permita el aprovechamiento del espacio y crear diferentes amientes según las necesidades de cada momento. Para ello nos son muy útiles los muebles a medida, especialmente los armarios empotrados.

Escoger armarios empotrados para el hogar no solo está relacionado con tus gustos, sino con tu estilo de vida, la economía y las necesidades. Por supuesto, este tipo de armario tiene sus ventajas y sus desventajas. ¿Las quieres conocer? A continuación te las contamos.

Ventajas

La principal ventaja de los armarios empotrados es que aprovechan al máximo el espacio disponible en el lugar donde se instalan, ocupando toda la superficie de una pared a otra y evitando huecos y rincones muertos. Como no existen huecos ni rendijas, se evita la acumulación de polvo, lo que supone un ahorro significativo de la limpieza.

Ventajas e inconvenientes de los armarios empotrados
Sin duda, otra gran ventaja es que facilitan la organización, ya que normalmente están realizados en función de las condiciones del sitio donde se instala. Además, permite tener en cuenta las necesidades de las personas que lo utilizan.

Por otro lado, los armarios empotrados se adaptan a diversos estilos y permiten crear ambientes más relajados y elegantes, transmitiendo sensación de orden.

Inconvenientes

A pesar de sus ventajas, los muebles empotrados también tienen algunos inconvenientes. Por ejemplo, son más caros debido a que requieren la intervención profesional. Además, el coste de su restauración también es elevado.

Como última desventaja queremos destazar la imposibilidad de moverlo y, entre otras cosas, en una mudanza se debe quedar en casa, por lo que será necesario comprar otro armario para el nuevo hogar. Además si quieres una nueva disposición de los muebles en la estancia, estarás condicionado por el armario empotrado.