Ventajas de las piscinas desmontables
Las piscinas desmontables tienen cada año más éxito, ya que permiten disfrutar de muchas ventajas, como el ahorro que supone no tener que invertir en una de obra. Ahora que empieza el buen tiempo y que tendremos unos cuantos meses de sol por delante, sin duda resulta fantástico poder tener una piscina en casa para refrescarte a diario, especialmente si tienes niños.

Recuerdo que cuando era pequeña, las piscinas desmontables parecían de juguete por su reducido tamaño, pero lo cierto es que hoy en día las hay también muy grandes y hasta puedes nadar unos largos en ellas. Además, puedes elegir también en diferentes materiales y diseños, así que no cabe duda de que encontrarás lo que mejor se adapte a tu jardín, terraza o patio, entre otros.

¿Qué ventajas tienen?

Veamos las muchas ventajas que te pueden aportar las piscinas desmontables, todas ellas perfectas y que te hacen apostar por una de ellas para disfrutar durante el verano.

Independencia

Ventajas de las piscinas desmontables
Casi todas, especialmente las más grandes, están equipadas con sistemas de filtración e, incluso, de climatización. Eso hace que sean muy independientes para su funcionamiento y no necesiten ningún equipo externo, ya que las que son más pequeñas y no tienen equipamiento es porque no lo necesitan. Esta independencia permite que tú te preocupes únicamente por por mantener la calidad del agua.

Son económicas

Con respecto a las piscinas de hormigón, las desmontables son mucho más baratas, por lo que tu economía se verá favorecida. Además, no solo ahorras en la propia compra, también en su mantenimiento posterior.

Espacio

Ventajas de las piscinas desmontables
Se adaptan perfectamente al espacio disponible, ya que puedes elegir el tamaño más adecuado para que encaje perfectamente en donde la quieres ubicar. Además, si no te gusta cómo queda en un sitio, podrás cambiarla de lugar hasta encontrar el más idóneo.

Montaje

Tanto el montaje como el desmontaje se realiza de manera cómoda y sencilla, lo que te permite ponerla en verano y quitarla en invierno sin que eso suponga un problema. Gracias a esto, cuando la quites puedes utilizar ese espacio para otras cosas hasta que la vuelvas a poner.

Instalación

El hecho de no necesitar obra para su instalación es una gran ventaja, el único requisito para el espacio donde la vayas a poner es que debe ser un terreno nivelado y limpio que esté lo más liso posible. Elimina de esa zona las piedras o raíces, ya que pueden dañar la piscina. Si la piscina cuenta con equipos propios, ubícala cerca de una toma de corriente para poder conectarlos.

Seguridad

Ventajas de las piscinas desmontables
No cabe duda de que la seguridad es indispensable a la hora de bañarse en una piscina, especialmente en el caso de los niños. En este sentido, está garantizada gracias a una composición con materiales resistentes que no serán perjudiciales para los bañistas.

Cubiertas

En el caso de que vayas a dejarla instalada en la época de otoño-invierno, puedes taparlas con una cubierta, al igual que con las otras piscinas. Son cubiertas muy eficientes con prestaciones muy interesantes y que conservan la piscina en las mejores condiciones.

La verdad es que viendo todas estas ventajas, dan ganas de buscar un poco más de espacio para poner una piscina desmontable, ¿no te parece?