Ventajas de las puertas plegables
¿Tienes pensado cambiar las puertas de tu vivienda? ¿No sabes que tipo de puertas escoger para tus armarios? Pues hoy vamos a darte una solución ideal, especialmente para los espacios más pequeños. Nos referimos a las puertas plegables, que aunque normalmente se utilizan en los closet, también pueden usarse en otras zonas de la casa, como en el baño o la salida al exterior.

Las puertas plegables suelen estar compuestas por varias piezas que se pliegan sobre sí mismas en forma de acordeón, consiguiendo así un interesante aprovechamiento del espacio. Las encontrarás de muchos estilos y realizadas en diferentes materiales, pero lo que tienes que tener claro es que cuentan con un montón de ventajas. ¿Quieres conocerlas?

Ventajas

Por supuesto, su principal ventajas es que estas puertas prácticamente no ocupan espacios exteriores, además de no necesitar la realización de obras, como en ocasiones pasa con las puertas correderas. Además, las puertas plegables pueden modificar su tamaño añadiendo o quitando paneles. De esta manera, son capaces de adaptarse a cualquier espacio. Por si esto fuera poco, lo normal es que este tipo de puertas sean de fácil instalación.

Ventajas de las puertas plegables

Perfectas para la salida al exterior

Por otro lado, las puertas plegables son perfectas para aperturas al exterior de la vivienda ya que, cuando se abre, crea una transición sin problemas desde el interior al exterior. Además, todo el espacio estará abierto a diferencia de las puertas correderas comunes, que se abren solo la mitad del espacio.

Desventajas

Sin embargo, las puertas plegables suelen ser las más caras del mercado. Además, este tipo de puertas deben utilizar unas guías para su funcionamiento, lo que reduce cierto espacio en el caso de los armarios.

¿Te animas a poner puertas plegables en tu vivienda?