Ventajas de vivir en una casa adosada
Muchas personas en la actualidad viven en una casa y otras muchas más viven en pisos dentro de edificios, pero también hay personas que viven en casa adosadas donde tienen a sus vecinos a los lados de su casa. Parecen casas aplastadas que hacen que se compartan las paredes y en muchas ocasiones las comunidades de vecinos son un descontrol porque están en un limbo entre los pisos y las casas independientes.

Pero muchas personas están equivocadas en cuanto a las casas adosadas, y es que son mucho mejor de lo que te imaginas ahora mismo. En una casa adosada el propietario tiene el dominio de todo lo que hay dentro de las paredes o zona vallada, pero todos los elementos exteriores o comunitarios son comunes para todos los vecinos.

Los propietarios de una casa adosada son dueños de lo que hay en el interior de sus paredes pero también dentro de la parcela o terreno de su casa. Los propietarios de las casas pueden disfrutas de algunas ventajas que quizá te hagan valorar que quizá te merezca más la pena invertir para vivir en una casa.

Ventajas de vivir en una casa adosada

No te da tanto trabajo como una casa independiente

Tendrás una casa adosada pero muy probablemente tendrás menos terreno o hierba que cuidar en el exterior de tu hogar que si tuvieras una casa independiente: Es cierto que puedas poner un arbusto, una flor o petunias, pero sólo en tu porche o en alguna otra zona del terreno que te corresponde. Pero si quieres pintar el exterior de tu hogar deberás hablarlo con la comunidad de vecinos ya que las casas adosadas para que queden bonitas deben seguir un patrón común.

Las reuniones de vecinos no serán tan frecuentes como en una comunidad de vecinos en un edificio porque cada uno se ocupa de su casa, y si las zonas comunes están bien y algo se rompe, sólo tendréis que hablar entre vosotros para llegar a un acuerdo y poder solucionarlo.

Ventajas de vivir en una casa adosada

Hay comodidades

Cuando te mudas a una casa adosada, en la mayoría de ocasiones hay algunas comodidades que en los edificios no hay o en las casas independientes, o no con tanta frecuencia. En las comunidades de casas adosadas suelen haber parques para los niños, un gimnasio cerca, una piscina, canchas de tenis o para realizar algún deporte cerca, etc.

Si la comunidad tiene comodidades como parte de las casas adosadas y para uso únicamente de los vecinos, todos los vecinos tendrán responsabilidad en su cuidado y mantenimiento.

Ahorrarás dinero

Aunque los pisos suelen ser más baratos son menos cómodos y las casas independientes al tener más terreno suelen ser bastante más caras que unas casas adosadas o unifamiliares. Una casa adosada puede tener las mismas habitaciones y metros cuadrados que una casa independiente pero te costará más barata. Las casas adosadas pueden construirse cerca del centro de la ciudad, a las afueras o en una confortable población cerca de las montañas o de las playas.

Ventajas de vivir en una casa adosada
Puedes tener todos los beneficios de una casa independiente (aunque tendrás a los vecinos bastante más cerca) sin tener que desembolsar tanto dinero por tu hogar. Una casa adosada es mucho más cómoda que un piso en un edificio y además podrás disfrutar de tu casa, con tu porche o tu terraza, ideal para disfrutar en familia sin necesidad de gastar demasiado dinero por una casa independiente.

Tener a los vecinos cerca puede ser una buena opción

No importa si no eres una persona demasiado sociable o si no hablas mucho con tus vecinos, pero tenerlos cerca siempre es una buena opción. Tendrás menos probabilidades de robos si te vas de vacaciones, y si necesitas a alguien que te riegue las plantas y tienes un vecino de confianza, se lo puedes pedir a él.