Ventajas y desventajas de la moqueta
Ahora que ya nos hemos despedido del verano y que los días más fríos del año están a punto de llegar, es el momento de dar un poco de calidez al hogar. Una de las maneras de hacerlo es a través de los pavimentos y, por supuesto, uno de los materiales más apropiados para esta época del año es la clásica moqueta, que hoy en día es una alternativa duradera y limpia, además de atractiva. A diferencia de los diseños de años atrás, los fabricantes ofrecen una amplia gama de modelos, algunos de ellos antimanchas y antiestáticos. Podrás encontrar moquetas de fibras vegetales, sintéticas, de lana y con una mezcla de tejidos.

Otra de las ventajas de las moquetas es su colocación, que en la mayoría de ocasiones se realiza simplemente con cola. Sin embargo, otros modelos incorporan bandas adhesivas para su correcta instalación en el suelo.

Ventajas y desventajas de la moqueta
La moqueta, además de ser muy cómoda a la hora de caminar, es muy silenciosa y blanda. Podrás encontrarla en diferentes colores, modelos y texturas, por lo que te será fácil combinarla con la decoración de tu hogar.

Aunque durante el otoño y el invierno disponer de moqueta puede llegar a ser todo un lujo por la calidez que aporta, en verano es una gran desventaja. Por eso, muchos hogares han decidido sustituir este tipo de pavimento por las alfombras, que pueden guardarse una vez finalizan los meses de frío.

Además, a pesar de que los fabricantes han hecho importantes esfuerzos para mejorar las características de la moqueta, continúa siendo un material difícil de limpiar y mantener, sobre todo a diferencia de otro tipo de suelos. Otra de sus desventajas es que se trata de un pavimento poco resistente al desgaste y sensible a la humedad y a las quemaduras.

Después de conocer las ventajas y desventajas de la moqueta, ¿la pondrías en tu vivienda?