Verde esmeralda, el color de 2013 según Pantone
Desde luego, los de Pantone no han podido estar más acertados con la elección del color del año 2013. En una época de crisis como la que estamos viviendo nada mejor que tener junto a nosotros el verde, el color de la esperanza. ¿No crees?

El año pasado fue el tangerine tango, un naranja rojizo con fuerza, y en esta ocasión se han decidido por el verde esmeralda (Pantone 17-5641 Esmerald). Esta compañía dedicada al mundo del color de las artes, que tiene una gran repercusión en el sector del diseño, decoración, imprenta, moda y cosmética, ha nombrado este tono como el oficial del año ya que “aumenta nuestra sensación de bienestar, el equilibrio y la armonía”, además de representar “la elegancia y la belleza”. ¿Estás de acuerdo?

La historia del verde esmeralda

Este verde vivo, brillante, rico y exuberante ha sido considerado como un color muy bello por muchas culturas y religiones, símbolo de una nueva vida, de sanación y de unidad en muchos países. En la actualidad encarna el concepto de regeneración, es el color del crecimiento, la renovación y la prosperidad. Según la directora Ejecutiva de Pantone, Leatrice Eiserman, “el verde es el color más natural al ser el mejor percibido por el ojo humano entre todos los colores”, además de afirmar que el verde esmeralda no ha perdido nada de su simbolismo histórico.

Verde esmeralda, el color de 2013 según Pantone

Sofisticación y elegancia

El color elegido por Pantone para 2013 es de lo más sofisticado y elegante, aunque también puede ayudarte a conseguir espacios relajantes y tranquilos. A pesar de que el verde esmeralda sea el color de moda por excelencia, cualquier otro verde de la misma familia te servirá, como por ejemplo, el menta. Podrás mezclarlo con metales como el dorado; con materiales como el cristal, la madera o el cuero; con tonos beige o blancos para looks tranquilos; o con colores neutros para que se convierta en el centro de tu decoración.