Vinilos decorativos para azulejos
Si nos paramos a pensar en una de las cosas que más tiende a cambiar con las modas en lo que a decoración se refiere muy probablemente pensemos, entre otras cosas, en las paredes. Tu baño no es una excepción, y es que esos bonitos azulejos que compraras antaño han acabado por pasar de moda y convertirse en un problema real para la estética de este espacio.

Hace unos días te comentábamos algunas ideas para redecorar tu baño con bajo presupuesto, y hoy queremos sumar una nueva idea original que puede ser un gran recurso para conseguirlo sin apenas gastar dinero.

Se trata de pequeños vinilos decorativos de muy distintas temáticas que ayudarán a dar un toque distinto y más moderno a los azulejos de tu cuarto de baño, sobre los que irán pegados. Los motivos decorativos como las flores, los estampados, los paisajes, los animales o los iconos de ciudades (como Nueva York, por ejemplo), entre muchos otros, se convierten en una perfecta solución decorativa que sustituye a los cuadros que tan poco acostumbramos a colocar en el baño.

Pero además de cambiar el obsoleto look de tu cuarto de baño estos vinilos también pueden servir para dar un toque de color y diversión a los baños de los más pequeños, para decorar los pisos alquilados (en los que generalmente no se pueden hacer obras) e incluso para ocultar algunos defectos que puedan haber aparecido en determinadas baldosas.

Debes saber que estos pequeños vinilos pueden venderse básicamente de dos maneras: En packs con distintos diseños (para varias baldosas) o como una gran composición que puede ocupar gran parte de la pared.

Mientras que la primera opción te permitirá distribuir de forma aparentemente espontánea algunas pegatinas, la segunda opción creará un todo (una imagen final) a partir de las pequeñas partes, convirtiéndose así en un claro sustituto a los cuadros que utilizamos en otros espacios.