Las ventajas de vivir en un ático
A la hora de elegir un tipo de vivienda para su alquiler o compra, conviene saber las opciones que nos da el mercado y así poder obtener lo más adecuado según nuestras necesidades. El ático, con sus peculiaridades, es una opción de vivienda muy de moda y lo cierto es que tiene muchas ventajas; por ejemplo, suelen contar con un importante espacio exterior que siempre es de agradecer si se vive dentro de núcleos urbanos. Si te decides a vivir un ático, sus opciones en decoración son muy grandes y conviene sacarle todo su partido.

Las ventajas de vivir en un ático
Los áticos están relacionados con un tipo de vivienda exclusiva, al estar en el punto más alto de un edificio. Quizá por eso se ha puesto muy de moda, pero señalaríamos como una de sus mayores ventajas el poder contar con una gran luminosidad, más difícil por lo general de conseguir en pisos inferiores.

Grandes ventajas de los áticos

La luz natural en una casa es sin duda una opción a tomar muy en cuenta. ¿A quién no le gusta que su casa sea luminosa, aumentando el bienestar general y haciendo a los espacios parecer más bonitos? Esto te permitirá una versatilidad a la hora de decorar, pudiendo aprovechar al máximo los lugares donde da el sol para instalar sillas, espacios para leer, incluso poder cocinar y hacer otras tareas bajo la luz natural. Ligado a esto, está la muy probable inclusión de una terraza en el ático (no siempre). Resulta muy agradable poder contar con un espacio exterior en la vivienda, sobre todo si éste es grande. Allí, podrás instalar tumbonas, mesas para comer y prepararte para pasar tardes entretenidas con amigos o convertirlo en el lugar de relax por excelencia de la vivienda. También has de tener en cuenta que tienes que adquirir una serie de muebles para aprovechar tan codiciado espacio. Como por ejemplo: tumbonas, hamacas, un balancín, muebles de jardín para comer o descansar, y tener en cuenta igualmente los materiales de los muebles, al estar estos en el exterior, si tu terraza no está cubierta.
Otra de las ventajas son las vistas, aunque depende de cómo y dónde esté orientado el ático. En las noches de verano, la terraza de un ático puede permitirte salir y contemplar en cielo mientras disfrutas de un refrigerio. Si las vistas son bonitas, es siempre muy agradable contar con ellas en una casa.

Las ventajas de vivir en un ático
Las personas que eligen los áticos suelen reseñar igualmente la mayor privacidad y tranquilidad que este tipo de pisos ofrecen. Al estar ubicado en el punto más alto del edificio, el tránsito de personas es menor y esto suele traducirse en un entorno más apacible.

Las ventajas de vivir en un ático
Los áticos pueden ser o no dúplex; es decir, de un piso, o dos. Antes de comprar o alquilar uno, planea sucintamente el tipo de muebles que te gustaría poner y cómo aprovechar cada espacio del mismo.

Algunas desventajas reseñadas por personas que viven en áticos

Como cualquier modalidad de vivienda que se precie, también existen algunos inconvenientes, comenzando por el coste. Las ventajas listadas y ese carácter de exclusividad lo hacen que, normalmente, el metro cuadrado sea mucho más caro que en otras modalidades.

En general, la mayor ventaja según los comentarios en Internet de propietarios de áticos, está ligada precisamente a su ubicación en la parte superior. Es un lugar donde en verano hará más calor y en invierno más frío, así como puede resultar más húmedo en días de intensas lluvias. Esto nos comportará mayor gasto energético en aire acondicionado y en calefacción, aunque hay pequeños trucos para proteger el ático y aprovecharse de la luz natural que ofrece para hacer descender las facturas. Un aislamiento térmico adecuado en la cubierta y en las paredes es casi necesario para estar cómodo y no tener problemas posteriores.

Sin embargo, hay mucha gente que adora este tipo de vivienda muy recomendable en ciudades donde suela hacer buen tiempo la mayor parte del año, al poder sacar partido a esa terraza de varios metros cuadrados. Por ejemplo, para una pareja joven un ático podría ser una opción idónea de vivienda, mientras que familias numerosas podrían querer elegir un piso con menos espacio exterior, pero más habitaciones. Si te decides a vivir en uno de ellos, confecciona un presupuesto aproximado de lo que te vas a gastar en muebles. Piensa que un ático vacío sin poder aprovechar las zonas privilegiadas de este tipo de vivienda (por ejemplo, ausencia de muebles en la terraza) sería una pena y estarías pagando más por nada.

Tipos de muebles para el ático

El primer consejo que podemos darte es que los áticos son espacios perfectos para llenarlos de plantas. Tanto en las zonas exteriores como interiores, harán muy bonito en la decoración y mantendrán la atmósfera de la vivienda más fresca y limpia.

Como ya hemos comentado el espacio exterior, tanto si es grande como pequeño, es muy susceptible de ser aprovechado con muebles que inciten al relax y con mesas y sillas para fiestas, reuniones, y cenas al aire libre. En un post anterior, ya indicamos tipos de sillas para exteriores cuyos consejos e ideas pueden venirte muy bien para la terraza de tu ático.

Las ventajas de vivir en un ático
Igualmente, en el interior, conviene sacar provecho a las zonas más luminosas. Instala persianas o cortinas que permitan el paso de luz y, si el espacio interior es bastante comprimido, elige muebles prácticos que no te roben mucho espacio, como las mesitas redondas, los muebles plegables o con ruedas, para hacer más versátil el espacio. Asimismo, aprovecha las esquinas y los ángulos propios del ático para crear bibliotecas o espacios de almacenaje, intentando sacar todo el partido a esos lugares que, en principio, parecen inútiles. Para aprovechar esa luminosidad natural, te recomendamos colores claros o pasteles, aunque también puedes integrar algún mueble de color negro para contrarrestar.

Los áticos no tienen por qué ser de lujo ni es necesario pagar un precio desorbitado para vivir en ellos. Sólo es conveniente protegerlos para poder tener una estancia cómoda, y elegir esos muebles que vayan con el diseño y que nos permitan sacar partido a todas las zonas de la casa. Con tu creatividad, crea un ático de lujo en el que cada rincón sea de gran comodidad y donde puedas aprovechar al máximo tu tiempo de descanso.