Zona de estudio en dormitorios juveniles
En más de una ocasión hemos querido darte algunos buenos consejos acerca de cómo decorar la habitación juvenil para tus hijos, una tarea divertida aunque bastante más complicada de lo que parece…

Y es que por si no fuera suficiente con tener en cuenta el presupuesto con el que contamos o los gustos de nuestros chicos también debemos tener en cuenta crear un espacio propicio para que se encuentren a gusto y en el que puedan desarrollar tres tipos de actividades fundamentales como son la del descanso, el ocio y el estudio.

En esta última queremos centrarnos hoy, y es que la zona de estudio de la habitación juvenil debe estar minuciosamente pensada para favorecer la concentración sin renunciar a un espacio alegre y, por qué no, también divertido.

Zona de estudio en dormitorios juveniles
Mobiliario
Debe tener suficiente espacio de almacenamiento para el material, los libros y cualquier otro elemento de papelería necesario para desarrollar las tareas además de una buena superficie sobre la que poder estudiar o hacer deberes.

Si el ordenador necesita demasiado espacio de la superficie total puedes ubicar la pantalla en la zona de la cajonera inferior (generalmente en la esquina) y de este modo tener más espacio para realizar las tareas escritas.

Color
Evidentemente te aconsejamos que escojas colores que inviten al relax y a la concentración, pues los más llamativos no invitan ni a una cosa ni a la otra. El color lavanda ayuda a calmar el sistema nervioso, el amarillo favorece la concentración y la luz que proporciona el blanco crean ambientes muy propicios para el estudio.

Decoración
Que sea la zona de estudio y concentración no significa que deba ser un auténtico aburrimiento, y es que de hecho vincular esta zona a la seriedad y la obligación de concentración no será algo que motive a tus chicos…

Puedes animar el ambiente con algunos cuadros al gusto del implicado, con una lámpara divertida o con otros complementos de mesa coloridos y originales como los portalápices, las cajitas o las bandejas organizadoras.

Organización
Es imprescindible que el espacio se encuentre siempre recogido para favorecer la concentración y un trabajo más consistente. Para conseguir esto lo mejor es utilizar elementos de organización como los cajones, estanterías o armarios en el mobiliario y otros útiles puntuales como las bandejas organizadoras o los botes para los bolígrafos, por ejemplo.

Una buena idea puede ser también colocar un corcho o una placa imantada donde dejar los documentos importantes o notas acerca de cosas que no debemos olvidar.