Adiós a la decoración navideña ¡hasta la próxima Navidad!