Anti-Fly Sphere 2.0, decoración para cabar con las moscas