Aprovechar al máximo el hueco de la escalera