Aprovechar el espacio de la ventana