Consejos para decorar un salón con poca luz natural
La luz natural es uno de los principales elementos de belleza estética de una casa. Pero además, la luz natural también aporta bienestar anímico. Sin embargo, existen otras fórmulas complementarias a las de una ventana grande, para potenciar la zona de luz del salón. Un salón puede tener poca luz natural no solo porque tiene pocas ventanas, sino también, porque está orientado a un patio interior. ¿Cómo conseguirlo?

Cómo llenar de vida tu salón

En primer lugar, es fundamental aprovechar al máximo la luz natural de la estancia. Por ejemplo, si no tienes vecinos cerca, puedes prescindir del uso de cortinas. O también, puedes elegir visillos finos para cubrir los cristales pero cuya textura deja traspasar la luz exterior.

Por otra parte, el mobiliario debe estar colocado de tal forma que no obstaculice el paso del punto de luz natural. Por esta razón, es preferible elegir muebles bajos. Para ganar luz en un salón con poca iluminación es recomendable elegir como tono para pintar las paredes un color claro. El blanco es una opción que nunca pasa de moda pero si prefieres un tono distinto, dentro de la misma gama de suavidad cromática, entonces, puedes inspirarte en los colores pasteles. También puedes sumarte a la tendencia de pintar tres paredes del cuarto de estar en un color claro y otra pared en un tono distinto marcando un contraste visual.

Consejos para decorar un salón con poca luz natural

Estilo minimalista

La decoración minimalista, aquella que se define por la sencillez de las líneas rectas y por un mobiliario no excesivo es especialmente recomendable para decorar un salón con poca luz. El estilo minimalista es aquel que reúne elegancia, armonía y luz. Para aplicar esta tendencia, entonces, aplica la filosofía de “menos es más”. Una combinación de color frecuente en este tipo de decoración es la suma de blanco y negro que da como resultado una estética elegante. Al igual que el estilo nórdico que da protagonismo a los colores claros. Otra forma visual para generar un efecto de luz en un salón es colocar un espejo decorativo enfrente de la ventana.

El suelo de madera en color claro es especialmente recomendado para dar luz al salón. Si el suelo es de un color más oscuro, entonces, es posible colocar una alfombra en un tono claro. El sofá es uno de los elementos de bienestar más importante del salón. Cuando se trata de aportar luz a una estancia es recomendable elegir un sofá en color beige, por ejemplo.

Consejos para decorar un salón con poca luz natural

Cerramientos de terraza

Si tienes una pequeña zona de terraza que conecta con el salón, entonces, puedes valorar la posibilidad de aislarla por medio de un sistema de acristalamiento que te permite disfrutar durante todo el año de esta zona de la casa que se define por sus óptimas condiciones de luz natural.

O, también, existe la posibilidad de unir la cocina y el salón. Separando ambas estancias con una barrera de cristal para dejar que pase la luz, pero sin que pasen los olores de la cocina al cuarto de estar.