Decoración infantil con mucho color
Las habitaciones de los niños deben ser lugares que transmitan a los niños energía, vitalidad, alegría y también descanso, relajación y bienestar. Por ese motivo resulta tan importante saber combinar los colores de forma acertada para que puedan transmitir a los niños todo lo que necesitan cada día. La decoración infantil debe ser mucho más que decoración, para que los niños además de percibir los colores puedan potenciar toda su imaginación y creatividad que tienen dentro de ellos.

Para conseguirlo tendrás que acertar en la combinación de colores, de esta manera podrás crear un espacio de ensueño. Si te faltan ideas o piensas que no acertarás en tu elección de tonalidades, no te preocupes porque a continuación te voy a dar algunas ideas para que la decoración infantil de la habitación de tus hijos sea con mucho color.

Combinaciones de colores

Si quieres que el dormitorio de tus hijos tenga mucho color tienes muchas opciones para conseguirlo y que además quede fenomenal. Por ejemplo puedes combinar colores vivos que inciten a la alegría pero también al descanso como es la combinación del azul y el verde, el morado y el naranja, el naranja y el marrón, el rojo y el verde, etc. Otra idea también es decorar con todos los colores del arcoiris para pintar todos los rincones de las estancias.

En un dormitorio infantil tienes muchas más opciones que en un dormitorio de adultos, las normas de combinación de colores puedes saltarlas un poco para poder contestar a los gustos de tus hijos y decorar con los colores que más les guste. ¿Quieres decorar las paredes con morado, azul y rosa? ¡Claro que sí!

Decoración infantil con mucho color

Colores vibrantes

Aunque no exista una regla muy definida en cuanto a los colores, sí que tendrás que intentar conseguir dentro de lo posible, que los colores sean estimulantes y llenos de alegría. De este modo, siempre que los niños estén pasando tiempo en su dormitorio, ya sea jugando, charlando, leyendo o simplemente pasando el rato, tendrán buenas sensaciones en su interior.

Si no quieres arriesgar

Si no quieres arriesgar pintando las paredes con colores llamativos, tienes más opciones para poder decorar la habitación de los niños con muchos colores. Por ejemplo puedes incluir el color en los textiles, en los muebles e incluso si no quieres pintar las paredes, puedes optar por poner papel pintado con colores llamativos o motivos divertidos.

¿Te gustaría decorar la habitación de tus hijos con mucho color?