Decorar los salones en beige
El color beige es un color elegante por excelencia que sin duda aporta glamour a cualquier estancia y más si se trata de un salón donde pasamos gran parte del día. Cuando se decora con el beige como color dominante se intenta siempre crear contrastes con colores oscuros (preferiblemente marrones) en los demás elementos decorativos para dar ese toque sofisticado que a todos nos gustan.

Si te gusta el color beige para la decoración seguramente serás una persona tranquila que da mucho valor a la paz y a la tranquilidad para poder descansar en el refugio de tu hogar, ¿verdad? Además al ser un tono neutral ofrece muchas posibilidades y se puede adaptar a cualquier rincón de tu hogar.

Simple y elegante

Los salones decorados mayormente con el color beige sin duda primará la sencillez para poder contrastar con otros colores más fuertes y de este modo encontrar un equilibrio simple pero perfecto, dejando de la lado la estridencia de los colores más brillantes y dando paso a los colores pasteles.

Además este color encajará perfectamente con materiales en tus muebles como la madera con tonos blancos o marrones de diferentes tonalidades. ¡Todo tu salón será de lo más elegante!

Buscando la combinación y el contraste

Si además de querer tener un salón elegante también quieres buscar el contraste para poder darle un buen toque de personalidad te recomiendo que tanto en textiles como en accesorios juegues con los colores siendo los tonos rojizos, los naranjas, los marrones oscuros o los morados quienes se lleven el papel protagonista.

Decorar los salones en beige
También puedes encontrar el contraste con unos bonitos cuadros colgados en las paredes, unas alfombras con formas, colores y texturas diferentes o con lámparas de pie que le aporten personalidad a la estancia. Además también podrás encontrar una gran combinación si incorporas elementos decorativos en tono metálico, oro, bronce o cobre porque siempre encajarán estupendamente en un salón en color beige.

Estilo cautivador

Decorando tu salón en beige y después de haber encontrado las combinaciones y los contrastes perfectos y en su justa medida podrás lograr un salón en el que apetezca estar gracias a la luminosidad que aporta el beige, al sentimiento acogedor y de calidez que habrás conseguido gracias a la introducción de los muebles adecuados y por haber tenido todo lo anterior presente.

Sin duda alguna un salón beige es mucho más que un salón decorado con diferentes colores, y es que el color muchas veces no sólo es el protagonista, sino también la clave.