El hueco de la escalera, un lugar perfecto para el almacenamiento