¿En qué cosas merece la pena gastar un poco más?