Errores en diseño que hacen de nuestro hogar un lugar menos cómodo de lo que podría ser