Errores de organización que puedes estar cometiendo
Son muchas las veces que cuando organizamos nuestro hogar pensamos que lo estamos haciendo todo bien, pero después, cuando hemos acabado de organizar las cosas nos damos cuenta que no está cómo debería, o que al menos no nos estamos sintiendo del todo bien a pesar del esfuerzo. Esto ocurre en la mayoría de ocasiones, porque cometemos errores de organización en la decoración y limpieza del hogar que hace que nuestros esfuerzos hayan sido un poco en vano.

Existen algunos errores comunes, como por ejemplo pensar que si se tienen muchas cajas decorativas o sistemas de almacenaje será mucho más fácil tener todo bien ordenado, pero la realidad es que tener más accesorios para almacenar no te garantiza que esté todo más ordenado, y menos cuando tu intención es meter en esos sistemas cosas que deberían estar en la basura porque no utilizas nunca. Pero hay más errores de organización que quiero que conozcas para que así, puedas evitarlos en un futuro.

No deshacerte de regalos

Hay quienes piensan que porque les hayan regalado accesorios ya no se pueden deshacer nunca de ellos porque no es “moral”. Es cierto que es difícil deshacerse de algo que tiene valor sentimental, pero no todo lo que te regalan tiene el mismo valor… Pero si hay algo que no te gusta o que tan siquiera usas, entonces va siendo hora de que pienses en su fecha de caducidad y olvidarte de tu sentimiento de culpabilidad.

Errores de organización que puedes estar cometiendo

Regalar algo que no quieres (y que sabes que la otra persona tampoco)

Una cosa es regalar algo a alguien que no quieres pero que sabes que sí que utilizará la otra persona y que le dará buen uso. Pero otra cosa muy distinta es regalar algo a otra persona porque quieres deshacerte de ello, pero que sabes que a la persona que se lo estás regalando le va a causar más un problema que algo bueno. Eso está mal, tu desorden no tiene que ser el problema de otro, si no quieres algo y nadie lo quiere tampoco… ponlo en venta o tíralo a reciclar.

Buscar la perfección

La perfección no existe en ningún lugar del planeta ni en ningún ámbito de la vida. Es tentador excusarse para no hacer las cosas bien, pero para limpiar el desorden de tu hogar, únicamente tendrás que ordenar de tal modo que sea cómodo para ti, útil, práctico y sin necesidad de que siga un estricto orden de colores o de enumeración.