Errores que no debes cometer en la decoración del recibidor