Lo último en decoración infantil: la silla de pensar con reloj de arena