Los colores neutros también son difíciles