Mandarina, el color de la decoración