Qué no debes hacer al decorar