Pintar el salón con colores frescos