almohadas

Consejos para escoger la almohada del dormitorio
Las almohadas son un complemento imprescindible para todas las camas del mundo. En mi vida he conocido a personas que decían que preferían dormir sin almohada porque se habían acostumbrado a ello, pero la realidad es que esas mismas personas después padecían dolores de espalda, de cuello, dolores en las cervicales, etc. Cuando alguien que dormía sin almohada después lo hace con una, te aseguro que no vuelve atrás…. porque la comodidad que te ofrece una almohada es inigualable para poder tener un descanso óptimo.

Por este motivo resulta tan fundamental saber elegir la almohada correcta, porque si no escoges una que vaya acorde contigo, con tu personalidad y sobre todo con tus necesidades físicas, es posible que te levantes cansado y lo peor de todo, con dolores en tus cervicales. ¿Por qué vas a permitir eso pudiendo evitarlo? A continuación te voy a dar algunos consejos para que puedas escoger la almohada perfecta para tu dormitorio.
Seguir leyendo

La importancia de las almohadas para tu decoración
Conozco a personas que en sus dormitorios no utilizaban las almohadas pero sí las ponían en la cama como decoración. Es cierto que el uso de las almohadas es optativo pero causalmente las personas que conozco que duermen sin ellas acostumbran a tener dolores en las cervicales y se levantan con malestar y dolores, algo que sin duda a las personas que usamos almohada no nos ocurre Pero aunque cada cuerpo es un mundo y el uso de almohadas es optativo dependiendo de cada uno, lo que sí es cierto es que una almohada embellece cualquier cama de dormitorio.

Hoy quiero hablarte sobre las almohadas porque además de que las considero esenciales en nuestro dormitorio para la decoración y nuestra salud física también es cierto que creo que pueden quedar igual de bien y crear ambientes cálidos y acogedores si se incorporan en otras estancias como salones, salas de estar, terrazas o jardines. Las almohadas son muy cómodas y todos nos gusta encontrar el confort para el descanso teniendo un par de ellas a mano, ¿verdad?
Seguir leyendo

Cómo elegir la almohada perfecta
Cuando decoramos un dormitorio, elegimos con mucho mimo la cama, los muebles, el colchón… y pocas veces le prestamos a las almohadas la atención que merecen. No cabe duda de que nada vale tener una cama preciosa y un colchón buenísimo si la cabeza no descansa sobre la almohada adecuada, ya que una elección equivocada puede ocasionarnos muchos problemas de cuello y la columna.

Elegir una almohada no es una tarea sencilla ya que hay que tener muchos aspectos en cuenta para poder hacerlo de forma correcta, como por ejemplo la posición en la que duermes, el material del relleno o si tienes alguna alergia a ese material. Sigue leyendo para descubrir algunos consejitos que te ayudarán a acertar.
Seguir leyendo

Consejos para escoger la almohada
Ya te explicamos el otro día cuando te ayudamos a escoger el colchón ideal que el descanso saludable no solo consiste en dormir ocho horas, tal y como recomiendan los especialistas, sino que es necesario hacerlo bien para que el sueño nos ayude a mejorar el rendimiento físico e intelectual a la mañana siguiente.

Para hacer esto posible tan necesaria es la elección del colchón como de la almohada, un elemento que puede aliviar el dolor de espalda, prevenir posturas incorrectas de cervicales, solucionar problemas de ronquidos y aliviar carencias de sueño. A continuación te damos las claves para que escojas la más adecuada para ti. ¿Nos acompañas?
Seguir leyendo

La elección de la almohada
Del mismo modo que el colchón, la elección de la almohada depende básicamente del gusto y de las necesidades de cada persona. Una almohada inadecuada puede suponer que padezcamos contracturas o hipertensión en la zona cervical, por lo que su elección es de suma importancia.

Para elegirla, debemos tener en cuenta una serie de factores como la postura que solemos adaptar al dormir, que la almohada sea de un material transpirable o que favorezca las posiciones en que las vértebras cervicales y dorsales están en el mismo ángulo que cuando estamos de pie, entre otras cosas.

Seguir leyendo