Un banco en el recibidor