Ventanas de techo, la mejor opción para las buhardillas